lunes, 27 de junio de 2011

Todo!!!

Todo se puede perdonar, menos que a propósito dejes pasar el tiempo..

Pues ni el genocidio ni el homicidio por ocio se perdona,
pues increíblemente no serán castigados.

Juan Edgar