viernes, 4 de noviembre de 2011

Entre mujeres

Prefiero a quien tiene vocación de otoño...


Que a quien espera una y otra vez la primavera,

con la esperanza de que sienta menos largas,

las lluvias de principio de junio...


O tal vez prefiera las titilantes frías lloviznas de fin de año,

dibujando pequeñas huellas caminando hacia tu nombre,

escrito en un cristal empañado.


Prefiero a quien tiene vocación de otoño...


Porque sabe que esas torrenciales lluvias,

tienen consecuencias.


El frio, la humedad y el ambiente turbio...

Que hacen las mañanas viejas.


Prefiero tu mirada en obsidiana...

que el aceitunado tono del jade.


Prefiero mil veces tus tormentas por mis actos...

Que encontrar tu rostro en tonos mate


Y prefiero a quien tiene vocación de otoño...

Porque no le importa que tan lejos quede la primavera.



Juan Edgar