miércoles, 29 de enero de 2014

La vida

No puede basarse en años, 
ni mucho menos representarse en una linea de tiempo.

Nuestra vida es una red formada por emociones
 que se crean y desarrollan alrededor de nosotros.

Donde avanzas a cualquier lugar,
determinando un destino distinto
para cada ramificación.

Así creas tu mismo las condiciones, 
las emociones y las personas
con quien deseas terminar.

Tu futuro es incierto?

Reten el avance y mira lo que generaste atrás,
reencuentra un pendiente desarrollo...

Y vuelve a AVANZAR!


Juan Edgar Palacios