jueves, 22 de julio de 2010

Injusticias

No hay perdon para las injusticias, sino sol abrasador y sediento…, y la pesada cruz de la agonía!

Todo aquello que injustamente se hostiliza, ofende, calumnia, persigue o destruye, se está santificando y haciéndose logístico y Sacro!...
Y conforme se le “elimina” del medio físico-material…, se sublima y trasciende a un nivel superior de más dignidad, libertad y sabiduría (autoridad invisible que actúa en las sombras de las grandes luces de estrellas y astros).

… Oh firmamento infinito y justísimo!, que todo lo sabes y todo lo arreglas y premias o castigas!.… Que benditos sean aquellos mártires, que la perversión del mundo los persiguió por todos los caminos…, y proyecto en ellos sus odios y pecados, pues ellos serán justificados y ensalzados!.

… Ya que a la “hora nona” y a la sombra del cadalso tomaran conciencia, y se arrepentirán de sus infamias, errores y pecados

…, y tendrán que pedir perdón…, o la agonía y el fuego ira consumiendo (sus almas podridas)
…, y pobre de aquellos que por cobardes acuerparon la injusticia…, que vagaran desnudos, descalzos y sin norte el negro abismo de la ira…!

Un escrito de mi buen amigo
Alfonso Jativa

Juan Edgar