viernes, 23 de julio de 2010

El engaño de unas palabras

Directamente del libro sagrado de los hombres.
( Aun no escrito pero créanme existe)

"Lo que nunca deben saber las mujeres"

El engaño de unas palabras


Y que se conste que no digo que las mujeres son iguales
pues pretendo aseverar que ellas son absolutas idénticas…

Con guante blanco, estuche de armas preparadas y de frente
quiero encontrarme al primer canalla,
cretino, insulso arrogante
mendaz, falaz, petulante,
embustero, falso!!! Poco hombre…
Que en su afán de conquista y arrebato de mujeres ajenas
utilizan su mordaz lengua maquilando palabras en conjunto
de manera maliciosa…

Y la peor de todas… aquella que sin responsabilidad alguna escupe
como primera intriga envenenada (acción mas baja de todos los tiempos)


Que no sabe?!!!!!
O no tiene idea, que confabulación y revolución
provocan en la mente de una mujer
estas palabras

“Te mereces todo”

Cualquier Romeo y Mercutio de cualquier tiempo
hubiera levantado de su tumba A Shakespeare
y reclamado el porqué de conspirar contra sus vidas
para sus fines trágico románticos…
si un simple engaño hubiera bastado para cimbrar a la Julieta de fondo…
y pensar en nueva vida con otro hombre…

Un extraño no puede saber cuánto tienes o cuanto te hace falta
pues existe alguien contigo que si acaso piensas se ha perdido?
Si te ha entregado su “todo” por el momento…

En tu búsqueda de “Merecer todo” pierdes lo que tienes
pues ahora es tu “Nada “
en tu búsqueda de “Merecer todo” pierdes “Todo “ lo que tenias…
Por unas palabras.


Juan Edgar