viernes, 23 de septiembre de 2011

Mi pluma y yo.

De golpe el viento levanta la pluma,
construye en un giro diversas figuras,
dibuja una nube y se torna abundante,
la nube es oveja de blancos brillantes.

El viento en abrazo la vuelve a moldear,
conforma un cuerpo de palpitar,
le miran abajo con sensación,
parejas de amantes de convicción.

Corta de tajo sin dudar,
abriendo el cuerpo por la mitad,
el camino abierto lo mancha el sol,
atardeceres rojizos confunden la imagen.

Sopla de nuevo y vuelve a girar,
arrojando la pluma al… algodón,
la nube es nimbo por la violencia,
que augura estruendos…de oposición.

Toma mas fuerza y vuelve a soplar,
en cumulus fractus las vuelve a moldear…

Pierde la pluma al ocuparse,
que ondula su huida al alejarse.


La pluma por fin… vuelve a caer,
cortando el espacio en su trayecto.

Extiendo mi mano sin buscarle,
En verdad..créeme no quiero
ni busco apresarle.


Gira en mis dedos sin detenerse,
se escurre de nuevo y vuelve a caerse.

El viento, las nubes, la lluvia son mi tormento…
La pluma en el aire… mi libertad


Juan Edgar